7 Formas de perder peso para bien

7 Formas de perder peso para bien

7 Formas de perder peso para bien

 

Hacer dieta y ejercicio para mantener tu peso ideal parece muy complicado pero con constancia y dedicación puede ser para siempre. Estos siete consejos te ayudarán a luchar contra el hambre, mantener esos kilos abajo y sobre todo sentirte bien.


Bebe suficiente agua


Aunque no lo creas, a veces el cuerpo procesa  la deshidratación de la misma forma que el hambre por lo que puedes estar a punto de consumir algo de comer cuando en realidad lo que tienes es sed. Una muy buena recomendación es que no esperes a que te de sed para consumir agua, si sientes la boca seca probablemente ya estás deshidratado. Puede ser difícil para tía estar tomando agua por lo que puedes crear un horario de toma de líquidos para formar un hábito muy beneficioso. Otra recomendación es que si tienes hambre bebas primero dos vasos de agua y esperes unos minutos para identificar si lo que tienes es hambre o sed.


Comprate unas mancuernas de 5LBS


Es una inversión de la que nunca te vas a arrepentir. Al trabajar tus músculos quemarás más calorías incluso si estás en reposo. Empieza con rutinas en casa, en Worqout todas nuestras disciplinas están pensadas para fortalecer tus músculos y que puedas lograr tus metas de peso. Utiliza tus mancuernas como complemento para fortalecer y quemar más calorías y verás los cambios en tu cuerpo. 


Come más fibra


La fibra es un elemento mágico que hace que te sientas más lleno.. La fibra tarda más en hacer digestión por lo que mantiene los niveles de azúcar estables y sientes menos hambre. Intenta incorporar a tu dieta comida alta en fibra como aguacates, frijoles o un rico puñado de nueces.


Evita las bebidas azucaradas


Evita comer azúcar a toda costa. Beber jugo o un café con caramelo no te nutren, además de subir tus niveles de azúcar no te van a quitar el hambre. Es mejor que te prepares un jugo de vegetales y proteína y te sentirás mucho mejor.


Vete a dormir temprano


La falta de sueño afecta tus actividades diarias y puede provocar obesidad. Hay estudios que sugieren que la falta de sueño baja los niveles de leptina, la hormona que controla la saciedad y aumenta los niveles de ghrelin, la hormona del “hambre”. Hay que modificar nuestras rutinas diarias para implementar unos buenos hábitos de sueño.


Escribe un diario de alimentos


El hacer un recuento de lo que comes puede ayudarte a identificar si estás comiendo de más y hacer esos pequeños cambios que te ayuden a lograr tus metas. Si te da flojera hacerlo a mano, hay varias aplicaciones digitales donde puedes ir anotando lo que comes y te calculan tu ingesta calórica de forma automática. 


Toma un caminata a media tarde 


Hacer ejercicio a cualquier hora es muy beneficioso pero moverte antes de que termine el día puede acelerar tu metabolismo y mantenerlo así durantes unas cuantas horas antes de dormir. Además de quemar unas cuantas calorías, te puede ayudar a relajarte y dormir mejor. 




Dejar un comentario