smoothies2

Sport Smoothies para hacer en casa

Sport Smoothies para hacer en casa

smoothie1

Si eres un atleta y quieres añadir un poco de proteína extra a tu dieta, no hay mejor manera que con los smoothies. Esto te ayudará a recuperarte después de los entrenamientos o a aumentar la masa muscular si se utilizan pesas.

 El uso de estas bebidas puede ser antes del ejercicio físico y al menos media hora antes, ya que aumentan los niveles de energía en el cuerpo y nos dan más posibilidades durante las sesiones de entrenamiento u otras actividades en las que podamos necesitar un empuje extra.  Además, son útiles para la recuperación de los entrenamientos intensos, ya que al tomarlos después se garantiza que los músculos estén completamente nutridos.

La bebida perfecta para después del entrenamiento es un alimento con carbohidratos (como la fruta) y proteínas, ¡pero no cualquier cosa! Asegúrate de elegir los ingredientes adecuados para las necesidades de tu cuerpo.

¿La mejor manera de hidratarse? Combinar el agua con algunos hidratos de carbono saludables te ayudará a mantener altos los niveles de energía, para que no sufras un bajón durante tu sesión de entrenamiento

En la dieta de un deportista no pueden faltar las vitaminas del grupo B, la vitamina C y la E. ¡También ayudan con los niveles de energía! Junto a esto se necesitarán minerales importantes como el sodio o el potasio para mantener el equilibrio de los fluidos en tu cuerpo; las proteínas tampoco deben faltar porque ayudan a reparar los tejidos dañados después de una intensa sesión de entrenamiento.

Aquí te damos unos ejemplos de los smoothies que te puedes preparar para sentirte bien y continuar con tus metas fitness. 

Para antes de empezar:

- De coco y dátiles. Ingredientes: 250 ml de agua de coco, 120 ml de leche de almendras, cinco dátiles y un plátano. Este batido energizante es perfecto para los entrenamientos que requieren algo más que esfuerzo físico. Los dátiles aportan fibra para reducir el colesterol y el agua de coco te da un impulso adicional de energía, mientras que la leche de almendras lo mantiene refrescantemente ligero-

- De higo y plátano. Ingredientes: 230 ml de agua de coco, dos plátanos, cuatro higos cortados y una cucharada sopera de sirope de agave. Los higos son el alimento perfecto para hidratarse durante los entrenamientos ligeros. También contienen calcio, que ayuda a mantener los huesos sanos

- Morado. Ingredientes: 230 ml de leche de almendras, 100 g de arándanos, 50 g de moras, medio aguacate y una cucharada sopera de aceite de lino. ¡No puedes equivocarte con los arándanos! Están llenos de antioxidantes llamados antocianinas, que les dan ese bonito color. Además, tienen mucho que ofrecer cuando necesitas un poco de proteína extra para tus entrenamientos: se distingue de otras frutas porque esta fruta es lo suficientemente rica como para que nadie se sienta abandonado al planear el menú.

- De matcha y pera. Ingredientes: 230 mililitros de leche, tres peras medianas, media cucharadita de té matcha y una cucharada sopera de semillas de lino trituradas. Las peras son una buena fuente de nutrientes, especialmente de cobre y hierro. También contienen muchos otros minerales, como el potasio, que ayuda a mantener los niveles de líquido en nuestro cuerpo También contienen antioxidantes que ayudan a proteger contra el daño de los radicales libres, lo que mantendrá tu corazón sano al prevenir las afecciones relacionadas con la inflamación y las enfermedades cardiovasculares.

Para después del ejercicio:

- De avena y tofu. Ingredientes: 240 ml de leche de almendras, 45 g de copos de avena, 130 g de tofu, una cucharada de miel y medio aguacate. ¡El alimento perfecto si quieres construir músculo! El tofu contiene todos los nutrientes que tu cuerpo necesita y se dice que este sabroso plato puede ayudar a la recuperación después del entrenamiento.

- Leche de mango. Ingredientes: 150 g de sandía, 80 g de mango, 120 ml de yogur de coco, tres cucharadas de copos de avena, dos de semillas de lino, y una cucharadita de miel. La sandía es una gran elección si buscas una protección adicional contra las enfermedades del corazón y el cáncer. El licopeno, que ayuda a las células a protegerse del daño causado por los radicales libres, se encuentra en altas concentraciones en las sandías y también contiene otros antioxidantes.

- De col rizada y fruta. Ingredientes: 200 ml de leche de avena, 70 g de col rizada picada, un plátano, una manzana, seis fresas, una pera y 60 ml de yogur natural. La col rizada, rica en vitaminas, es una gran adición a cualquier dieta. Se puede comer a lo largo del día y no tiene muchas calorías, por lo que es perfecta para quienes quieren algo que les ayude a perder peso sin dejar de sentirse llenos por sus nutrientes

- Vitamanzana. Ingredientes: 240 ml de leche de almendras, una manzana, dos puñados de espinacas, una cucharada de puré de almendras y una dosis de proteínas en polvo. Las espinacas son una forma estupenda de obtener tus vitaminas y minerales. También es rica en grasas saludables y proteínas, por lo que puedes desarrollar los músculos sin someterte a intensas sesiones de entrenamiento. Este te ayudará a acelerar la recuperación después del entrenamiento.

Prepárate para unos cambios importantes cuando empieces a preparar y beber estos smoothies. Lo mejor de todo es que son realmente fáciles de hacer, lo que significa que no hay límite en cuanto a tu antojo y creatividad. Tú eres quien controla los ingredientes, los selecciona, los lava, los corta y mezcla con el placer de saber que lo que estás poniendo dentro de tu cuerpo es algo limpio que le hará bien y te hará sentir muy bien. Tu cuerpo merece lo mejor y lo sabes, así que incluye los smoothies a partir de ahora en tu dieta saludable.

 ¡Por tu salud!


Dejar un comentario