Alcohol y vida fit: ¿se puede? 

Alcohol y vida fit: ¿se puede? 

Alcohol y vida fit: ¿se puede? 

 

Muchas personas se estancan en su proceso y no saben bien por qué. Comen balanceado, hacen ejercicio seis días de la semana y aún así no ven los resultados que esperamos. Las calorías ocultas son reales, pueden sabotear tu progreso y están presentes en el alcohol. Pero, además, la mayoría de las bebidas alcohólicas contienen calorías vacías, lo que quiere decir que tienen un aporte bajo o nulo de nutrientes para nuestro cuerpo. Esto no quiere decir que se prohíba el alcohol para siempre. Si lo disfrutas, se vale consumirlo con moderación. Pero definitivamente conviene conocer cuántas calorías tiene cada tipo de bebida para tomar buenas decisiones. 

Cuántas calorías tiene el alcohol

Las calorías que contiene una bebida dependen de cuál es, cuánto alcohol tiene y cuántos carbohidratos tiene. En promedio, el alcohol tiene 4.7 calorías por gramo y cada bebida contiene entre 13 y 15 gramos de alcohol. Ahora bien: el número de calorías puede variar en función del tipo de alcohol, la marca que consumas y con qué lo mezcles. Te dejamos algunos datos como referencia, pero estos números pueden variar en función de la fábrica: 


Calorías en cada bebida

Bebida 

Tamaño de porción

Calorías

Cerveza light 

355 ml 

103 

Cerveza regular 

355 ml 

153 

Cerveza artesanal 

355 ml 

170-350

Ginebra 

45 ml 

97 a 166

Ron 

45 ml 

97-116

Vodka 

45 ml 

97-116 

Whiskey 

45 ml 

116 

Vino blanco 

145 ml 

128 

Vino tinto 

145 ml 

125

Tequila 

25 ml 

28 

Mezcal 

44 ml 

88 


Te dejamos algunos tips que pueden servirte para evitar que el alcohol arruine todo tu esfuerzo: 

Cheat meal o drinks: si vas a tomar alcohol, procura comer lo más balanceado posible durante el día. Y, como los drinks aumentan tu ingesta calórica, procura recortar un poco las calorías en tus alimentos. 

Entrena antes de tomar: si ya sabes que en la noche tienes un evento y tu plan es disfrutar algunos tragos, organízate con tiempo para entrenar antes. No combines en un mismo día alimentos calóricos, bebidas alcohólicas y falta de entrenamiento. 

Cuidado con las mezclas: evita los jugos densamente calóricos y los refrescos azucarados en las mezclas de tus bebidas. Entre agua tónica y agua mineral, elige agua mineral (¡el agua tónica también tiene calorías!). Puedes añadir un poco de limón. 

Edulcorantes: hay muchos cocteles, como el mojito, que llevan azúcar o jarabes altamente calóricos. Si eres de cocteles dulces, lleva contigo sobres de edulcorante. 

Toma agua: el alcohol nos deshidrata y la deshidratación tiene consecuencias negativas para todo nuestro organismo. Así que no olvides tomar suficiente agua. 

Recuerda que el proceso de cada persona es único, entonces tu mejor alternativa siempre será acudir con un nutriólogo que pueda orientarte. Cuando estés ahí, pregúntale cuáles son sus recomendaciones para ti respecto al consumo de alcohol.

¡Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles! 




Dejar un comentario