El poder de la música cuando haces ejercicio

El poder de la música cuando haces ejercicio

El poder de la música cuando haces ejercicio

Hay algo en escuchar música que hace que el ejercicio sea más divertido. Tal vez sea el impulso extra de energía que proporciona la música, o tal vez sea la distracción de la fatiga. Sea cual sea el motivo, las investigaciones demuestran que escuchar música cuando haces ejercicio puede tener algunos beneficios importantes. 

La música tiene la capacidad de ponernos en movimiento, incluso cuando no tienes nada de ganas. Cuando oímos una canción alegre, nuestro cuerpo responde naturalmente moviéndose al ritmo. Por eso mucha gente disfruta escuchando música cuando hace ejercicio. Puede proporcionar un impulso extra de energía, ayudándonos a superar un entrenamiento duro. Además, la música puede servir de distracción del cansancio, haciendo que el tiempo pase volando.

Las investigaciones demuestran que estos beneficios no son sólo psicológicos; escuchar música puede mejorar nuestro rendimiento físico. Un estudio descubrió que los ciclistas que pedaleaban al ritmo de la música necesitaban un 7% menos de oxígeno que los que no escuchaban música. Así que si buscas un poco de motivación para ponerte en movimiento, pon tu lista de reproducción favorita y disfruta de los beneficios de hacer ejercicio con música.

Disminuye la sensación de cansancio

Escuchar música durante la práctica deportiva puede ayudarnos a reducir la sensación de cansancio o fatiga Eso será un pequeño paso para aumentar nuestra resistencia.Con la música  te vuelvas más decidido y capaz para cualquier reto que se te presente..

Pasa por todos los estados de ánimo

Hay momentos en los que quieres hacer deporte pero no necesariamente rendir al máximo. Evita que las dudas o el miedo se apoderen de ti cambiando la música según tu estado de ánimo. Todo el mundo asocia las canciones a algún valor o sentimiento, ¡aprovechémoslo! A veces sólo necesitamos escuchar una canción que nos haga sentir bien. Ya sea motivadora e inspiradora o calmante y relajante, estos cambios de humor pueden ayudar a tu cuerpo a recuperarse del ejercicio o a empezar con una buena música para un entrenamiento increíble lleno de motivación

Sincronización deportiva

Escuchar música durante una práctica deportiva nos ayudará a sincronizar nuestros ritmos con el de la canción. Por ejemplo, si estamos corriendo y al mismo tiempo escuchamos a través de los auriculares, es posible que las zancadas de un atleta coincidan perfectamente con sus melodías favoritas que se están reproduciendo: ¡esta coordinación inconsciente entre los pasos y los ritmos hace que todo sea mucho más fácil! Esta sincronización inconsciente con la música, va a favorecer una espléndida coordinación con los latidos de tu corazón y el ritmo de tu entrenamiento.

La concentración y la desconexión

Escuchar música durante el deporte, favorece la desconexión de todo lo que nos preocupa o sucede a nuestro alrededor por lo que te centras en la actividad que estás haciendo, y aumentas tu rendimiento..

La concentración en el entrenamiento te alejará de todas las tareas que tengas que hacer y te olvidarás de tus problemas por un buen rato. ¡Sólo están la música y tú!

La música ayuda a descargar adrenalina

Cuando añadimos música a nuestros ejercicios o actividades deportivas, se vuelven mucho más divertidas. ¡No sólo consigo liberar mi adrenalina, sino que también hace que la experiencia sea mucho mejor!

Escuchar la música adecuada puede marcar una gran diferencia en tu entrenamiento. Las canciones que te motivan mientras te ejercitas deben tener una cantidad excepcional de energía y entusiasmo, porque sabemos lo difícil que es para algunas personas que han pasado por momentos difíciles recientemente o que simplemente necesitan algo alegre de vez en cuando

Si buscas una forma de hacer más divertido tu próximo entrenamiento, considera poner música. Escuchar música no sólo hace que el ejercicio sea más agradable, sino que también puede darte un impulso extra de energía y ayudarte a mantener la concentración. Así que sube la música y ponte en marcha.




Dejar un comentario