Rutina del bienestar

Rutina del bienestar

Rutina del bienestar

Los hábitos y las rutinas son importantísimos. Quizás te levantas todos los días a la misma hora, tomas un café, te ejercitas, y desayunas después. O tal vez estás buscando la inspiración para implementar una estructura que te funcione y evitar el caos en el día a día. Necesitas hacer una buena rutina que te llene de energía, te baje el estrés y te permita tener bienestar físico y emocional. 

Tienes que dormir 

Esto cuenta como parte de la rutina porque la calidad y cantidad de sueño que obtengas es la que va a determinar tu rendimiento durante el día. Todos sabemos que dormir es importante ya que si cumples con las horas que necesitas va a ser más fácil que te levantes y te va a rendir más el día.. Una regla importantísima pero difícil de cumplir: no postergues la alarma 25 veces. Levántate a la primera. 

¡A moverse! 

Seguro te lo esperabas, pero si agendas tu ejercicio en la mañana estás contribuyendo a una rutina poderosa y de bienestar gracias a la energía que nos da movernos. Es una manera de agradecerle todo lo que hace por ti y prepararlo para el día que se viene. Y vas a ver que es mucho más fácil encontrar ánimo si escoges ejercicio que te motive. Te recomendamos que varíes tus entrenamientos para que no te aburras.

En la plataforma de Worqout tenemos un varias  disciplinas y programas para que empieces tu mañana con el pie derecho. 

El desayuno no es negociable

A menos de que estés implementando una rutina de ayuno intermitente es importante que no te saltes el desayuno. No es coincidencia que el desayuno se considere la comida más importante del día. Así es que, antes o después de tu ejercicio, tómate un ratito para darle a tu cuerpo los nutrientes que necesita para empezar el día. No solo es importante comer, sino la calidad de los alimentos que le estás regalando a tu cuerpo. Escoge un platillo balanceado que tenga proteína, carbohidratos y grasas buenas. 

El tiempo en familia es tiempo de calidad 

No solo se trata de cuidar al cuerpo, también hay que cuidar la mente. Por eso, te recomendamos que pases tiempo en familia como parte de tu rutina mañanera. Pueden entrenar en equipo, además de divertido es buenísimo para la motivación. Es una forma de darle calma a nuestro día y de fortalecer los lazos familiares que son fundamentales para el bienestar emocional. 

Medita, o date un tiempo para agradecer 

La meditación, en tiempos ajetreados y estresantes como los que vivimos, se ha ganado muchísimos corazones. Es un momento íntimo de paz interior. Te recomendamos que, aunque nunca lo hayas hecho antes, intentes incorporar una meditación a tu día a día aunque sea de 15 minutos. Y, si de plano no es tu estilo, te recomendamos que utilices la mañana para pensar o escribir los motivos por los que estás agradecido. Te va a ayudar a empezar el día con una mentalidad positiva.

 ¡Que vivan las mañanas y los buenos hábitos! 




Dejar un comentario