¿Cómo combinar cardio y pesas para perder grasa?

¿Cómo combinar cardio y pesas para perder grasa?

¿Cómo combinar cardio y pesas para perder grasa?

fuerza

Si eres como la mayoría de la gente, probablemente pienses en el cardio y las pesas como dos entidades separadas, algo que haces además de la otra, en lugar de algo que puede combinarse para obtener mejores resultados. Pero la verdad es que, cuando se trata de ponerse en forma, combinar cardio y pesas es tu mejor opción. 

Tanto el entrenamiento cardiovascular como el de fuerza son importantes para el estado físico general, pero cada uno tiene beneficios diferentes. El ejercicio cardiovascular es excelente para la salud del corazón y puede ayudar a quemar calorías, mientras que el entrenamiento de fuerza ayuda a desarrollar los músculos y a mejorar la densidad ósea.

Entonces, ¿cómo puedes combinar ambos para maximizar la quema de grasa? En primer lugar, es importante entender que el ejercicio cardiovascular es más eficaz para quemar calorías durante el propio entrenamiento, mientras que el entrenamiento de fuerza quema más calorías en las horas posteriores al entrenamiento. Por esta razón, es importante hacer una mezcla de ejercicios de cardio y de fuerza para obtener el máximo beneficio. Los ejercicios de cardio, como correr o montar en bicicleta, pueden realizarse durante periodos de tiempo más cortos y a mayor intensidad, mientras que los ejercicios de fuerza, como el levantamiento de pesas, deben realizarse durante periodos de tiempo más largos y a menor intensidad. Si haces una mezcla de ambos tipos de ejercicio, podrás quemar más grasa a largo plazo.

El entrenamiento de fuerza es cuando usas resistencias para desarrollar fuerza y masa muscular. Puedes hacer ejercicios de fuerza trabajando con tu propio peso corporal, con pesas u otros elementos. 

Dependiendo del método que elijas, podrás aumentar o no la masa muscular, eso dependerá de tus objetivos, pero lo que es seguro es que con los ejercicios de fuerza tienes un montón de beneficios.  

Uno de ellos es que te ayuda a llegar a la vejez con buena masa muscular y evitar la sarcopenia, que es la pérdida de fuerza y masa muscular que puede afectar considerablemente tu calidad de vida cuando ya seas un adulto mayor. 

Además, con el ejercicio de fuerza podrás aumentar la sensibilidad a la insulina y prevenir la diabetes; quemar grasas, fortalecer todo tu esqueleto, mejorar la densidad ósea y prevenir la osteoporosis. Es decir, pura cosa buena. 

Con el cardio es cualquier actividad como salir a caminar, correr o andar en bici, en la que tu cuerpo va utilizando como fuente de energía los depósitos de glucógeno del hígado y del músculo para, al final, ir a buscar la energía a los depósitos de grasa, y entonces empezar a “quemar grasa”.

Este tipo de ejercicio tiene muchísimos otros beneficios, como mejorar tu estado de ánimo gracias a las endorfinas, que te ayudan a cargarte de energía y buena vibra. Y más aún si lo realizas al aire libre, en contacto con la naturaleza. 

Pero es tu corazón quien más te agradece el cardio (su nombre lo dice), ya que ayuda a bajar los niveles de colesterol, los triglicéridos y el azúcar en sangre; y también mejora tu presión arterial. Es decir, con el cardio mejorarás la salud de tu corazón, pulmones y sistema circulatorio.

¿Cuál es la mejor opción para bajar de peso?

El Colegio Americano de Medicina Deportiva afirma que es necesario combinar el trabajo cardiovascular de duración prolongada e intensidad moderada junto con ejercicios de fuerza muscular, porque de esa manera aumentas el metabolismo basal y favoreces la eliminación de grasas. 

¡Esta es la fórmula mágica para perder peso!

Es decir, que si deseas bajar de peso no solo debes hacer ejercicios de cardio, como mucha gente dice, sino que también debes hacer de fuerza. 

Y es que si trabajas con pesas, cuando terminas el ejercicio y sigues con tu día, ¡tu organismo continúa quemando calorías porque los músculos necesitan oxígeno! 

Pero esto no es lo único bueno de combinar las dos actividades, sino que también mejorarás tu composición corporal, lo cual es todavía más importante. Podrás disminuir el porcentaje de grasa y aumentar el de masa muscular, resultado que te permitirá sostener el peso perdido a largo plazo

Y es que si sólo quemas grasa sin fortalecer la masa muscular, corres mayor riesgo de que se produzca el tan temido “efecto rebote”. 

Puedes hacer una clase en la que intercales ejercicios de cardio con de fuerza, alternando zonas musculares para no producir fatiga local, o comenzar con ejercicios de fuerza y terminar la rutina con cardiovasculares. 

Otra opción buenísima es el cycling, que te permitirá, además, mejorar tu capacidad pulmonar, tu resistencia y fuerza muscular, tanto del tronco inferior como tus brazos y espalda.

Se sabe que es un cardio súper efectivo, que la música y el ritmo hace que el tiempo vuele y que además de quemar muchísimas calorías la vas a pasar increíble. Es un ejercicio cada vez más integral, que busca no solo que ruedes, sino que además trabajes fuerza. 

Si has decidido entrenar en casa es muy importante que elijas una bicicleta de indoor cycling con la características necesarias de calidad y rendimiento ideales para realizar un buen entrenamiento aeróbico.

Aquí te damos las características básicas de una bicicleta de Indoor cycling para que cubra todas tus expectativas.

 

 

 

Si quieres quemar grasa corporal y esculpir un físico delgado y tonificado, intenta incorporar a tu rutina el entrenamiento de cardio y de fuerza. Esta combinación es la forma más eficaz de quemar calorías y eliminar el exceso de peso. Variando tus ejercicios y manteniendo una intensidad alta, puedes maximizar tus resultados en un tiempo mínimo.

 ¡Empieza a quemar grasa hoy mismo!




Dejar un comentario